El papel de fumar es el compañero inseparable de la marihuana. Aunque existen otras alternativas de consumo como la vaporización o la ingesta, siguen siendo opciones minoritarias frente a un clásico porro liado. Desde su invención, el papel de fumar o de liar, se ha fabricado desde con pulpa de madera, hasta con paja de arroz, lino, cáñamo o fibras de algodón.

El papel de fumar surge en España hacia mediados del siglo XVIII en la ciudad alicantina de Alcoy. Los primeros papeles estaban elaborados a partir de fibra y celulosa obtenidas del cáñamo, arroz e incluso se le añadía ropa. Poco más tarde se fue extendiendo por toda Europa y América. En Francia se popularizó a partir de 1796, cuando Napoleón Bonaparte encarga al fabricante de papel nacional Pierre de Lacroix que produzca papel de fumar para sus tropas.

A finales del siglo XIX, los hermanos Braunstein inventan una máquina que entrelaza las hojas de papel. De este modo, al extraer una hoja de papel de un paquete, la siguiente asoma automáticamente para mayor comodidad del fumador. Éste sería el nacimiento de los librillos de papel de liar que conocemos actualmente. ¿Pero qué diferencia a un buen papel de los demás?

La combustión de un papel de fumar

La combustión del papel de fumar es uno de sus aspectos más importantes. Algunos papeles contienen aditivos con efectos retardantes para una menor combustión y una fumada más lenta. Y otros incluyen acelerantes para una fumada más rápida. La porosidad natural del papel o su permeabilidad al aire, controla su combustión. Un papel poroso se consume más rápido debido a la mayor ventilación del aire.

El engomado

El papel de fumar tiene una franja longitudinal engomada en uno de sus bordes. Esta se humedece con la lengua una vez se haya liado la hierba y se adhiere al otro extremo del papel formando un cilindro o cono. El engomado más empleado se elabora con acetato de polivinilo o goma arábiga.

tipos de papel de fumar

La goma arábiga es un producto más natural, ya que procede exclusivamente de la Acacia Senegalesa. Se trata de un árbol originario de Omán, Pakistán, noroeste de la India y de algunas regiones semidesérticas del África subsahariana. No posee ningún efecto tóxico,. De hecho, es muy empleado en la industria alimentaria. Es un aditivo conocido como E414.

El gramaje del papel de fumar

El gramaje se refiere al peso del papel por metro cuadrado. Es importante no solo para la combustión, sino para la resistencia y el sabor. Un papel de bajo gramaje combustiona más lento que uno de alto gramaje. Además un papel de alto gramaje, o sea más grueso, perjudica al sabor aunque también es más resistente. Dependiendo del tipo de gramaje se clasifican en:

  • Thinnest: peso de 10 gr/m2. Su combustión es la más lenta.
  • Ultrafino: peso 12,5 gr/m2. Su combustión es muy lenta.
  • Muy fino: 13,5 gr/m2. Su combustión es muy lenta.
  • Fino: 14,5 gr/m2. Su combustión es simplemente lenta.
  • Medio: 15 gr/m2 – 17,5 gr/m2: su combustión es normal.
  • Regular: 19 gr/m2 – 21/23 gr/m2: su combustión es la más rápida.

La composición

La composición de un papel se refiere a la materia prima del que se obtiene. Los papeles se fabrican con pastas de celulosa vírgenes. Puede ser de madera o textil, entre los que se encuentran el lino, arroz, cáñamo, esparto y yute. O incluso una mezcla de algunos de ellos.

La celulosa a partir de maderas fue la más común hasta que se empezaron a usar otros materiales. Principalmente el lino fue el más empleado. Además la celulosa de madera proporciona un sabor más fuerte. El lino en cambio, tiene sabor neutro.

El papel de cáñamo por otro lado, no suele emplear blanqueantes. De ahí su color más oscuro. El papel de arroz por otro lado, además de sabor neutro, es muy fino. Además es de combustión lenta y produce muy poca ceniza, siendo hoy en día el más usado.

La apariencia del papel de fumar

La apariencia se refiere principalmente a su textura, grado de blancura y opacidad. La textura viene dada por su acabado, que puede ser liso o verjurado. El verjurado o vergé, son líneas paralelas marcadas en el papel y en dirección transversal. Se realizan durante el proceso de producción por la máquina de papel. Su función es la de proporcionar una combustión más homogénea.

tipos de papel de fumar

El grado de blancura depende de si el material que compone el papel de fumar se ha sometido a un proceso de blanqueamiento, además del origen de las fibra usadas y el nivel de cargas de fibras. El color natural de un papel es marrón. En cuanto a la opacidad o transparencia, se determina en función a su gramaje, el tipo de fibra y grado de blancura.

El tamaño

El tamaño de un papel de fumar llega a ser muy variable, aunque sus principales formatos suelen ser estos tres:

  • Regular: es el papel más pequeño, de un tamaño aproximado de 69×37 mm. También se conoce como Small, Single Wide o 1.0, dependiendo del país.
  • Medium: es 1/4 más grande que el regular y sus medidas suelen ser de 77×44 mm. También se conoce como 1 1/4 o 1:25.
  • King Size: es el papel más largo, 108 mm. Atendiendo a su anchura, puede ser de tres tipo: 52 mm de ancho es King Size, 44 mm de ancho es King Size Slim, y 36 mm de ancho es Master King Size Slim.

Fuente: La Marihuana