Diferentes comisiones en el Senado de México elaboraron un proyecto de ley para despenalizar las diferentes formas de uso de cannabis.

A lo largo de dos meses se realizaron foros y mesas de debate con organizaciones civiles, expertos, consumidores, académicos, productores, médicos, colectivos y empresarios. Intercambiaron puntos de vista sobre la regulación del cannabis. Así mismo el Congreso mexicano recibió alrededor de seiscientas sugerencias sobre el control del uso de la hierba.

Parte de la ciudadanía mexicana piensa que podría ser una estrategia para combatir la inseguridad ciudadana. Aunque, el cannabis no es la única droga que se consume, dice un entrevistado por la CNN de México. Otra persona dice que “es importante e interesante para algunos sectores, aunque a lo mejor habría que estudiarlo un poco más, creo que sería bueno”, dice. Otro entrevistado, opina que “es una forma de restringir los beneficios de los grupos delictivos y esto siempre es bueno y positivo en este tipo de iniciativa”. “Habría menos narcotraficantes“, piensa otra ciudadana, “menos problemas, pero los jóvenes ¿tendrían mas acceso a ella?”. También, hay quien piensa que habría quien se querría lucrar con ese tipo de iniciativas. “Si es para consumo personal esta bien, pero que no se intente comercializar o vender. No sé si México esta preparado para ello, habrá que verlo”, concluye.

¿Igual que sus vecinos del norte?

La iniciativa propuesta por el Senado mexicano busca estar más a la par con sus vecinos del norte. Sería muy extraño que en un lado de la frontera estuviese castigado algo que en la otra parte se vende en comercios autorizados.

También, todas las iniciativas que busquen los elegidos por los ciudadanos en pro de la seguridad, bienestar y libertad, es bien recibida. Hasta ahora, las medidas actuales de dura prohibición no han dado los resultados buscados y han fallado. Explorar otras diferentes, son una buena idea.

Fuente: La Marihuana