Publicado 11/02/2019 13:33:16CET

   MÉRIDA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) –

   Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 35 años que fue interceptaron tras arrojar de su vehículo más de cien gramos de cocaína, y al que posteriormente se le incautó en una parcela de su propiedad, a las afueras de Mérida, más de mil plantas de marihuana.

   Los hechos tuvieron lugar sobre las 20,00 horas de este pasado jueves, 7 de febrero, cuando agentes policiales que se encontraban en la zona La Ronquilla, a las afueras de Mérida, observaron como salía de una parcela un vehículo que “al percatarse de la presencia policial, realizó un brusco cambio de sentido emprendiendo la huida a gran velocidad”.

   El vehículo pudo ser interceptado por los agentes a unos quinientos metros, aunque durante el trayeto vieron cómo “el conductor del turismo arrojaba algo por la ventanilla”.

   Tras ser inmovilizado, los agentes comprobaron la “actitud nerviosa” que mostraba el conductor, y al localizar el objeto que había lanzado desde el vehículo encontraron dos bolsas que contenían una “sustancia blanca en roca” y que dio positivo en cocaína y arrojó un peso superior a los 100 gramos.

   Por este motivo, los agentes detuvieron a este hombre, acusado de un presunto delito contra la salud pública, siendo trasladado a dependencias policiales, y de cuya investigación se hizo cargo la Brigada Local de Policía Judicial de Mérida.

   Fueron estos gantes quienes comprobaron posteriormente cómo en la parcela de la que salió el vehículo en el que posteriormente fue interceptado, situada en la urbanización La Ronquilla, desprendía un “fuerte olor a marihuana” y se escuchaba el “sonido monótono y constante de la maquinaria necesaria para el cultivo, crecimiento y mantenimiento de la marihuana”, según relata la Policía Nacional en nota de prensa.

   Por este motivo y con la preceptiva autorización Judicial, se realizó un registro en la parcela el pasado 8 de febrero, en la que intervinieron un total de 1.037 plantas de marihuana, 50 transformadores, 66 lámparas, una prensa hidráulica, una envasadora, gran cantidad de acelerantes para el crecimiento de las plantas.

   También se intervino numerosa munición tanto de escopetas calibre 12/70 como de pistolas calibre 9 milímetros.

   La Policía Nacional calcula que en el mercado ilícito, todas las plantas intervenidas podrían alcanzar un valor superior a los 100.000 euros.

   El detenido, un hombre de 35 años de edad, con antecedentes anteriores, tras la tramitación del pertinente atestado fue puesto a disposición de la autoridad judicial.

Fuente: Europa Press